El tiempo - Tutiempo.net

La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) logró un incremento salarial del 25%, distribuido en tres tramos, en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA), lo que generó controversias y críticas desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Desde la CRA, organización que forma parte de la mesa de enlace junto con la Federación Agraria Argentina (FAA), la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Coninagro, se argumenta que este aumento del 25%, con revisión en octubre, es excesivo y va mucho más allá del 115% de inflación interanual declarada por el Gobierno. La situación se agrava en la Patagonia, donde se establece un 20% adicional debido a las circunstancias particulares de la región. Esta medida, aprobada con el respaldo de UATRE y el Gobierno nacional, ha enfrentado la oposición de las entidades que representan al sector patronal del campo, según enfatizan los representantes de CRA. El aumento, que se llevará a cabo en tres tramos acumulativos, tendrá un impacto significativo en los trabajadores rurales. El primer tramo del 10% comenzará en agosto, seguido por un 8% en septiembre y un 7% desde octubre, con una revisión programada para ese mes. El secretario general de UATRE, José Voytenco, destacó que este incremento del 26% sobre los salarios actuales busca compensar la inflación y será retroactivo al mes de julio de 2023. En este contexto, Jorge Chemes, presidente de CRA, señaló que la decisión del Gobierno nacional de avalar esta actualización salarial evidencia un reconocimiento de la existencia de un descontrol inflacionario, consecuencia de la política económica implementada, y anticipa posibles incrementos en el futuro. Voytenco, por su parte, manifestó que este aumento es necesario para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores rurales en medio de un entorno inflacionario y reafirmó el compromiso de la UATRE en fortalecer los salarios de los trabajadores del sector.

Compartir

.