El tiempo - Tutiempo.net

Amado Boudou reapareció públicamente en un zoom de acceso público como orador en un seminario organizado por la Facultad de Ciencias Sociales para hablar del lawfare, la teoría con la que se refiere a cierto sector de la política latinoamericana y, en la Argentina, el sector ligado al kirchnerismo. Condenado por corrupción, Boudou comenzó su exposición señalando que el lawfare más que una discusión legal “es un dispositivo de control social, de condicionamiento de la democracia: Este modelo de persecución judicial no es algo propio de la Argentina sino que sucede en todo el continente, no es de un invento de un partido, es un fenómeno que tenemos que analizar. “No es una cuestión individual, de más o menos dolor, es una cuestión del conjunto de la sociedad”, dijo en referencia a que no se ponía en el centro de la discusión. Y, sin nombrarla, solamente hizo una referencia a Cristina Fernández al asegurar que “un país en el cual la principal perseguida por el sistema de lawfare es la Vicepresidente de la Nación, es una democracia que no tiene destino”. A partir de esto, frente a una audiencia remota de 100 personas, Boudou dijo que este modelo “no es una conspiración trasnochada de diarios y jueces, es un dispositivo disciplinario” y sentenció: “Se parece mucho a las condicionalidades que el FMI pone a las políticas económicas y sociales de nuestros países, y es por eso que se concentra en personas y espacios políticos que buscan transformar la realidad”. Desde su casa, en donde mantiene un arresto domiciliario, el ex funcionario del kirchnerismo señaló que lo que se busca es “una privatización del sistema judicial” y señaló a los jueces que fundan sentencias tomando los aportes periodísticos. Su exposición fue sobre varios puntos, como por ejemplo la presencialidad de las escuelas y que aquellos que critican la definición de la virtualidad “son los que desfinanciaron el sistema educativo, son los que no entregan las notebook a los chicos”, en referencia a los referentes del PRO. También citó libros y películas pero, básicamente, se centró en explicar su teoría respecto a que el sistema judicial y el lawfare son un modelo que tiene como sentido “una cuestión de la democracia condicionada, no de las personas que lo sufren”. En otra parte de su extensa exposición, Boudou volvió sobre los hechos de la actualidad al señalar que no sólo hay una denigración de los medios de comunicación sino que también lo hacen “los que trabajan en los poderes populares. Cada vez que vemos que la oposición pierde una votación en las reglas de la República, rápidamente dice que lo van a judicializar. Antes era de las empresas la judicialización, ahora surge del propio sistema político porque de esa manera se va normalizando a los poderes”.

Compartir

.