El tiempo - Tutiempo.net

Elisa Carrió se pronunció sobre el escándalo desatado por la existencia de un “Vacunatorio VIP” dentro del Ministerio de Salud de la Nación. La exdiputada llamó “cínicos” e “hipócritas” a los funcionarios que se escandalizaron al conocer la situación, entre ellos, nombró a Alberto Fernández y a la nueva ministra de Salud Carla Vizzotti. La líder de la Coalición Cívica no se sorprendió por el escándalo de la aplicación de las vacunas por izquierda para amigos del poder. Para la exdiputada el salón VIP “siempre existió” y es “la vergüenza nacional”. Asimismo, se preguntó cuántos miles de argentinos se hubieran vacunado en el Ministerio de Salud si hubieran tenido el contacto y la oportunidad. “Parte de la clase dirigente es la herida mortal que tiene el país”, sentenció Carrió y culpó a los argentinos por haber votado al Frente de Todos. “No hay escándalo, esto es lo que elegimos: una Argentina decadente e inmoral”, sostuvo. La referente de la oposición justificó el silencio del jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, al decir que “no habla porque dio el ejemplo” y ponderó: “Los que damos el ejemplo no necesitamos hablar”. Finalmente, señaló que la senda correcta “debería ser que los funcionarios o líderes políticos, aunque estén enfermos, sean los últimos en colocarse la vacuna” en la Argentina. Carrió instó a los funcionarios a dar el ejemplo para terminar con los privilegios. En una segunda publicación, la exdiputada advirtió, basada en sus creencias religiosas, que “no sólo los mentirosos y los tramposos van al infierno, también van los hipócritas”.

 

Compartir

.