El tiempo - Tutiempo.net

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el proyecto de ley que prevé la reforma de las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos. El Frente de Todos logró su aprobación con 128 votos, mientras que hubo dos abstenciones anticipadas, que fueron las de los diputados de izquierda Nicolás del Caño y Romina del Plá. Durante la sesión y todo el debate no estuvo la oposición, que decidió retirarse luego de que el oficialismo lograra el quórum gracias a la presencia de Daniel Scioli, que fue designado como embajador argentino en Brasil pero aún no tiene oficializado su puesto, motivo por el cual pudo ocupar su banca de diputado, habilitar el debate y votar a favor de la norma.

Esta es la primera vez que el Gobierno estuvo tan ajustado en el número desde la nueva composición de la Cámara baja. Cuando el interbloque de Juntos por el Cambio ingresó al recinto Mario Negri pidió la palabra y la sesión se transformó en un escándalo. Negri cuestionó la legalidad de la presencia de Scioli, cuyo plácet fue aprobado por el Senado, viajó a Brasil para reunirse con Jair Bolsonaro y ya empezó a trabajar como embajador, aunque el país vecino todavía no aprobó sus cartas credenciales, el último paso antes de que sea oficialmente el embajador. “¿Quién le pagó el viaje, Diputados o el Poder Ejecutivo? “Consiguieron el quórum con 128 diputados y un embajador”, cuestionó un rato más tarde Cristian Ritondo después de que Cambiemos abandonara el recinto y amenazaron con llevar la sesión a la Justicia, por “inválida”.

El propio Scioli intentó defenderse minutos antes, ante los gritos insistentes de la bancada opositora: dijo que su nuevo cargo aún no había sido oficializado en el Boletín Oficial y que eso recién sería la próxima semana. El interbloque de Juntos por el Cambio finalmente abandonó el recinto, en tanto que el Frente de Todos siguió el debate con media cámara vacía.

Compartir

.