El tiempo - Tutiempo.net

El oficialismo de la Cámara de Diputados intentará lograr un consenso con los bloques de diálogo para formar una mayoría que les permita reintegrar las modificaciones al Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales, rechazadas por el Senado en el proyecto de ley del Paquete Fiscal votado junto a la Ley de Bases. En medio de esta situación, el Ejecutivo busca que los gobernadores compartan el costo político y participen en las conversaciones con los legisladores para conseguir una herramienta fiscal que contribuya al incremento de ingresos en un momento económico desafiante. “La eliminación del impuesto a las Ganancias el año pasado provocó un déficit en los presupuestos provinciales con un impacto significativo en sus finanzas. En algunas provincias, esto representó casi el equivalente a dos nóminas salariales, por lo que creo que la Cámara va a ser insistente en este punto”, expresó Lisandro Catalán, subdirector de Gabinete del Ministerio del Interior y colaborador cercano de Guillermo Francos. “El Gobierno insiste no sólo para normalizar un impuesto globalmente aceptado, sino también para solucionar un problema provincial. Soy optimista respecto a la aprobación de la ley”, agregó. En una entrevista periodística, al ser preguntado sobre si percibe que el ámbito político desea responsabilizar al Gobierno del costo de Ganancias y que gobernadores, diputados y senadores evaden el tema, Catalán, funcionario libertario, afirmó: “El presidente Javier Milei está firmemente decidido a resolver los problemas macroeconómicos y estructurales del país”. Catalán recordó que “Ganancias se eliminó un mes antes de las elecciones como estrategia de campaña, desfinanciando las provincias, y ahora es una cuestión pendiente”. Francos mantendrá una reunión en la Casa Rosada con dos gobernadores para sumarlos a los acuerdos de transferencia de obras públicas (de jurisdicción nacional a provincial). Entre ellos está Claudio Vidal de Santa Cruz, uno de los líderes patagónicos opuestos al restablecimiento del impuesto sobre altos ingresos, y Hugo Passalacqua de Misiones, quien recientemente enfrentó disputas salariales con fuerzas de seguridad y educadores. El Gobierno y la mayoría de los gobernadores -exceptuando al kirchnerismo- apoyan la restitución del Impuesto a las Ganancias para aquellos con salarios brutos de $1.800.000 para solteros y $2.300.000 para casados. El impuesto aplicable será sobre la cantidad que exceda el Mínimo no Imponible con una escala progresiva del 9% al 35%, aplicándose este porcentaje sólo a ingresos que superen el 36%.

Compartir

.