El tiempo - Tutiempo.net

En medio de una situación económica y social crítica, el gobierno cubano solicitó por primera vez la ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA) debido a las dificultades del país para continuar con la distribución subvencionada de leche a menores de 7 años. Esta solicitud se produce en el contexto de una crisis profunda, donde entrará en vigor un aumento masivo de los precios de los combustibles, superando el 400%. Originalmente programado para el 1 de febrero, el aumento fue pospuesto debido a un ciberataque. Cuba enfrenta una de las crisis más severas desde la caída de la Unión Soviética, resultando en la emigración de decenas de miles de cubanos en los últimos años. El gobierno de Miguel Díaz-Canel formalizó su pedido al PMA a través de una comunicación oficial, y el organismo de la ONU respondió enviando leche en polvo a la isla. El PMA reconoce una “necesidad urgente” y destaca la importancia de esta solicitud, especialmente en medio de la “profunda crisis económica” que afecta a Cuba, impactando significativamente la seguridad alimentaria y nutricional de la población. A pesar de que el Gobierno ha estado hablando sobre la escasez de leche en las últimas semanas, no hizo pública la solicitud ni los primeros aportes multilaterales. Este apoyo del PMA es la primera vez que Cuba realiza una solicitud oficial al más alto nivel de dirección del programa. En cuanto a la entrega de ayuda, el PMA informó que este mes enviará “144 toneladas métricas de leche en polvo descremada”, beneficiando a casi 48.000 niños de entre 7 meses y 3 años en Pinar del Río y La Habana. Sin embargo, esta cantidad representa apenas el 6% de los menores a los que el Gobierno planea entregar leche subvencionada.

Compartir

.