El tiempo - Tutiempo.net

En el mes de septiembre, la Canasta Básica Total (CBT), que marca el umbral de la pobreza en Argentina, experimentó un significativo aumento del 12.2%. Esta escalada en el costo de vida se da en un contexto donde la inflación de septiembre alcanzó un récord del 12.7%. Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), esto significa que una familia estándar, compuesta por dos adultos y dos niños, necesitó contar con un ingreso de $319.422 para evitar caer por debajo de la línea de la pobreza. De manera paralela, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que establece el nivel de indigencia en el país, también experimentó un aumento del 13.2% en comparación con el mes de agosto. Esto implicó que un hogar necesite un ingreso mínimo de $147.881 para poder satisfacer sus necesidades alimentarias básicas y poder subsistir. Los datos revelan una preocupante tendencia, ya que la línea de pobreza aumentó un 12.2% en septiembre, acumulando un incremento del 109.4% en lo que va del año, con una aceleración alarmante del 149.1% en comparación con el mismo período del año anterior. Por su parte, la canasta que marca el umbral de indigencia aumentó un 13.2% en el noveno mes del año, acumulando una subida del 120.1% en 2023 y un asombroso 160.7% interanual. Es relevante destacar que la variación de la Canasta Básica Total se sitúa por debajo del índice de inflación, que subió un 12.7% en septiembre, mientras que la Canasta Alimentaria quedó 0.5 puntos porcentuales por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC). El INDEC proporcionó información sobre los ingresos necesarios para evitar caer bajo la línea de pobreza en septiembre, que se desglosan de la siguiente manera: Una persona necesitó un ingreso de $103.373 para no caer por debajo de la línea de pobreza. Un hogar compuesto por tres personas, conformado por una mujer de 35 años, su hijo de 18 años y su madre de 61, requirió un ingreso de $254.297 en septiembre para no ser considerado pobre. Para una familia típica de cuatro integrantes, compuesta por un hombre de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años, fue necesario contar con un ingreso mínimo de $319.422. En el caso de un hogar conformado por cinco personas, una pareja de 30 años y tres hijos de 5, 3 y 1 año, se necesitó un ingreso total de $335,962. Estos números reflejan el desafío que enfrentan muchas familias argentinas para cubrir sus necesidades básicas y mantenerse por encima de la línea de pobreza en medio de un contexto de inflación creciente.

Compartir

.