El tiempo - Tutiempo.net

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, tomó protagonismo en la 78ª Asamblea General de las Naciones Unidas. En un discurso que capturó la atención de líderes de todo el mundo, Zelenski cargó duramente contra Rusia y su mandatario Vladimir Putin. El punto focal de su alegato fue la acusación de que Rusia está perpetrando un “genocidio” mediante el secuestro de niños y el adoctrinamiento para odiar a Ucrania. Zelenski, vestido con su característico uniforme de civil militar desde el inicio de la invasión en febrero del año pasado, declaró: “A esos niños en Rusia se les enseña a odiar a Ucrania y se rompen todos los lazos con sus familias. Y esto es claramente un genocidio.” El presidente ucraniano también extendió una invitación a la solidaridad internacional al proclamar la preparación de una “Cumbre Mundial por la Paz” y llamó a todos los líderes que rechazan la agresión a unirse en la organización de este evento. Sin embargo, Zelenski no se limitó a denunciar la violación de los derechos humanos y los crímenes de guerra por parte de Rusia; también advirtió sobre el peligro del arsenal nuclear ruso. En este contexto, expresó su preocupación de que Rusia, como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, posea armas nucleares: “Los terroristas no tienen derecho a poseer armas nucleares”, enfatizó. Zelenski también hizo hincapié en la táctica del Kremlin de utilizar la energía y los alimentos como armas de presión a nivel global. Afirmó que Rusia “empleó estos recursos como herramientas de coerción no sólo contra Ucrania sino también contra otras naciones”.

Compartir

.