El tiempo - Tutiempo.net

En un informe reciente, la consultora LCG anunció que el precio de los alimentos en el país experimentó un aumento promedio del 10,1% durante el mes de agosto. Este incremento se vio impulsado principalmente por los productos panificados, las verduras y las carnes, que sobrepasaron la barrera de los dos dígitos después de la devaluación. La última semana de agosto, aunque aún registró un aumento del 1,9% en los precios de los alimentos, marcó una leve desaceleración de 0,4 puntos porcentuales con respecto a la semana anterior. El índice de alimentos y bebidas, medido de punta a punta en las últimas cuatro semanas, presentó una inflación mensual promedio del 12%, siendo los panificados, las verduras y la carne los principales impulsores de este aumento. Según el relevamiento de LCG, la carne fue la categoría que más contribuyó a la inflación mensual por segunda semana consecutiva, registrando un aumento de 3,5 puntos porcentuales, junto con los panificados, explicando más de la mitad del aumento promedio. En la cuarta semana de agosto, las frutas (5,7%) y las comidas para llevar (4,1%) experimentaron los mayores aumentos, mientras que la carne (1,7%) también se mantuvo en el podio. A pesar de su contribución al aumento semanal, el precio de la carne aún se encuentra rezagado en comparación con otros alimentos y acumula un atraso del 14% en el último año. Además, se destacó que el porcentaje de productos con aumentos semanales alcanzó el 17%, aunque esto se sitúa 9 puntos porcentuales por debajo del promedio de las últimas cuatro semanas. El miércoles 13 de septiembre, el INDEC publicará el índice de precios al consumidor de agosto, y las proyecciones de las consultoras sugieren que el dato oficial superará el 10%. Los analistas privados atribuyen este aumento a la devaluación implementada por el Gobierno después de las PASO.

Compartir

.