El tiempo - Tutiempo.net

Los precios de los alquileres de departamentos en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron un 84% en el tercer trimestre del 2022 respecto al mismo período del 2021, de acuerdo con el último Informe de Resultados del mercado de alquiler que elaboró el Gobierno porteño. En rigor, el valor promedio para el alquiler de un monoambiente se ubicó apenas por debajo de los $50.000. En el tercer trimestre, se observó un incremento en el precio publicado del metro cuadrado en alquiler de departamentos usados que promedió un 83,9% para los monoambientes, 83,4% para los departamentos de 2 ambientes y 78% para las unidades de 3 ambientes”, especifica el documento que se realizó en base a los datos de los portales inmobiliarios. Los barrios históricamente más valorizados del corredor norte mostraron los aumentos más pronunciados. Especialmente para las publicaciones de dos ambientes, donde Palermo y Recoleta duplicaron su valor en términos interanuales. El precio de los monoambientes más elevados se observó en Palermo ($54.408) y los más accesibles en Almagro ($48.198). En la misma línea, para los dos ambientes, la mayor valuación correspondió a publicaciones de Palermo ($82.528); en tanto, en San Nicolás ($57.008) y Flores ($59.155) se encontraron los montos medios más bajos. Para los 3 ambientes, Palermo ($114.384) y Recoleta ($113.245) constituyeron los barrios más costosos; en el otro extremo se posicionó Balvanera ($90.213). A modo de referencia, en 2022 los departamentos ofrecidos para alquiler promediaron las 3000 unidades por trimestre, una cifra menor incluso al conjunto disponible con la irrupción de la pandemia por COVID-19 en marzo del 2020. Para calcular el aumento del precio del alquiler, propietarios e inquilinos deben consultar el Índice de Contratos de Locación (ICL) que publica a diario el Banco Central en el sitio oficial. Se trata de un indicador que contempla en partes iguales la variación de la inflación (de acuerdo al IPC que mide el INDEC) y los salarios, según la remuneración promedio de los trabajadores estables (RIPTE), cuya obligatoriedad se introdujo en el mercado con la nueva Ley de alquileres.

Compartir

.