El tiempo - Tutiempo.net

“La situación actual de la ganadería es crítica”, indicaron desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP). Aseguran que “los precios de la hacienda están descalzados desde hace meses en relación a la inflación y el IPC (Índice de precios al consumidor)”. La suba anual de la carne en pie en octubre de 2022 contra octubre de 2021 ha sido de 47,3%, muy por debajo de los valores de la inflación, explicaron. En ese marco, los ruralistas solicitaron que el Gobierno libere los cortes de exportación, tras los aumentos de los costos de producción. En enero de este año el Gobierno informó sobre la suspensión, hasta finales del 2023, de la exportación de siete cortes de carne. Desde la entidad presidida por Horacio Salaverri indicaron que los costos de producción se han incrementado por encima del ritmo inflacionario. Eso se suma a un mercado interno, principal demandante de la carne vacuna, que muestra un menor ingreso por la caída del salario real y una oferta acelerada de hacienda producto de una sequía que no da tregua, ya que “no hay pasto para retener hacienda”. Indican que este escenario complejo se generó con las intervenciones a las exportaciones, sumado a un proceso recesivo tanto en Europa, como en China, con valores más bajos de los corrientes. Además, dijeron que “el conflicto por la imposibilidad de aplicación del troceo de carne, agregó mayor inquietud en un sector que atraviesa un momento complicado”. “Desde Carbap entendemos que es momento que el Gobierno Nacional libere urgentemente las restricciones existentes en cortes de exportación en un mercado internacional que se ha tornado recesivo y sobre abastecido”, sostuvieron.

Compartir

.