El tiempo - Tutiempo.net

Los estatales de la provincia de Buenos Aires fueron los grandes beneficiados en el marco de la reapertura de las paritarias. Los gremios acordaron un aumento salarial del 90 por ciento a diciembre, mes en el que los representantes de los trabajadores serán recibidos por el ministro de Trabajo, Walter Correa, para analizar la marcha de la inflación y su impacto en los ingresos. Axel Kicillof, dió la orden de “mejorar” el salario para la administración pública, profesionales de la salud, docentes y judiciales. Desestimado un bono generalizado, se ofreció un 20 por ciento de aumento al 70 por ciento ya alcanzado. Según se informó oficialmente, el incremento se aplicará de la siguiente forma: 8% adicional al salario de octubre, 8% adicional al salario de noviembre y 4% adicional al 10% previsto para el salario de diciembre. Además, a partir de este mes, los montos percibidos en concepto de asignaciones familiares aumentarán un 50% en relación con los cobrados en septiembre. Los tramos seguirán ajustándose automáticamente como se pactó en el acta paritaria firmada en marzo pasado. La mejora (en todos sus porcentuales) alcanza al personal de la Ley 10.430, regímenes especiales, leyes supletorias y jubilados del IPS. La reunión paritaria se llevó a cabo en la Casa de Gobierno, en La Plata, y estuvo encabezada por Kicillof, Correa; y los ministros de Hacienda, Pablo López; y de Educación, Alberto Sileoni. Por el sector gremial participaron los representantes del Frente de Unidad Docente bonaerense (SUTEBA, UDOCBA, FEB, AMET, SADOP y UDA), la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), los médicos de la CICOP y la Asociación Judicial Bonaerense (AJB). En febrero pasado, la provincia y los sindicatos sellaron una mejora del 42%, que en mayo subió al 60%. Por efectos de la inflación y el pedido de las organizaciones gremiales, en septiembre se sumó un 10% y ahora 20 puntos más con un conformado anual del 90%, más la cláusula de revisión en los primeros días de diciembre. Correa señaló que “hay una herramienta muy importante que implementó Néstor Kirchner cuando devolvió el ejercicio de la paritaria e implementó una suma fija” y aclaró que “no hay una contradicción entre la paritaria y la suma fija; sino que pueden ser un complemento, por eso la considero una herramienta efectiva para mejorar los salarios”. El funcionario había expresado su postura ante la insistencia de los sindicatos en reabrir la discusión salarial. En sus demandas, subrayaron que “el monto o porcentaje de recomposición salarial debe garantizar que los salarios puedan cerrar el ejercicio 2022 por encima de la inflación, tal como se pronunció el propio Alberto Fernández”.

Compartir

.