El tiempo - Tutiempo.net

Luego de varios meses consecutivos en los que el precio de la ropa está al tope del ranking de la inflación, parece que afectó “seriamente” la paciencia del ministro de Economía, Sergio Massa. Es por esto que el funcionario amenazó al sector: si los aumentos persisten, se abrirán las importaciones en el rubro textil. Durante casi todos los meses de 2022, la categoría “indumentaria” superó el índice de inflación general. En septiembre, por ejemplo, la inflación en general fue del 6,2% y el costo de la ropa se disparó un 10,6% más. En agosto, la suba de precios en general fue del 7% y la ropa, del 9,9%. En julio, la primera cifra alcanzó el 7,4%, pero alcanzó el 8,5% para esta categoría. Desde la cartera de Economía, aseguran que “si en una semana no hay acuerdo, abrirán las importaciones”, sostuvieron fuentes del Ministerio de Economía. El organismo parece no encontrar solución al incremento de precios, sobre todo en categorías básicas como alimentos e indumentaria. Según el INDEC, el rubro de “Prendas de Vestir y Calzado” registra una suba del 118% interanual, hasta el momento. El titular de Economía, Agricultura y Producción adelantó que creará un “programa de precios por cuatro meses para frenar la locura”. Asimismo, Massa pedirá una explicación a los empresarios sobre los incesantes aumentos en el costo de las prendas y les dio tiempo hasta el 26 de este mes. En esta línea, las empresas deberán proponer una tasa de aumentos lógica que se ubique en dos puntos por debajo de la inflación mensual de los próximos meses. En tanto, el Gobierno negocia que la nueva canasta de “Precios Justos”, que debería mantenerse sin cambios en los precios durante el verano, incluya entre 1.200 y 1.500 productos de primera necesidad. Se busca que contemple, además de alimentos, bebidas, artículos de higiene personal y limpieza del hogar. El nuevo acuerdo debería comenzar el 1° de noviembre y mantenerse hasta finales de febrero. Los precios de la ropa superaron por más de 4 puntos al Índice General de Inflación de septiembre. Los encuentros con los principales fabricantes del país ya se iniciaron y continuarán en las próximas horas. La medida luce ambiciosa: si tiene final feliz, como confía el propio Sergio Massa, será el principal acuerdo desde la pandemia. En marzo de 2020, el Gobierno acordó un congelamiento de precios de 2.300 artículos que duró un año y tres meses.

Compartir

.