El tiempo - Tutiempo.net

En la última jornada de alegatos de la defensa de Lázaro Báez, los letrados Juan Villanueva y Ariel Liniado, pidieron la absolución del “empresario” K. En los primeros tramos de su alocución, Villanueva aseguró que la acusación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola es “falsa” y que “no existió ninguna administración fraudulenta ni ningún perjuicio al Estado”. “Mucho menos podría haber existido una asociación ilícita”, añadió. “Nos quisieron hacer creer que Lázaro fue ungido, que Néstor Kirchner estimaba tanto a su amigo que echó por la borda su carrera política, el máximo prestigio que es ser Presidente de la Nación, sólo para sustraer fondos para favorecer a Lázaro”, explicó el letrado. A su turno, Liniado criticó a la fiscalía por haber utilizado pruebas de otros casos en una “maniobra desleal” como el dictamen de los casos Hotesur y Los Sauces. “Un dictamen acusador no es prueba” señaló al mismo tiempo que recordó que en ambos expedientes en los que se lo acusó a Lázaro Báez por maniobras de lavado de dinero, dos jueces del Tribunal Oral Federal 5 sobreseyeron a todos los acusados cuya sentencia se encuentra está siendo analizada en la actualidad por la Cámara de Casación. De igual manera con los llamados “cuadernos de Oscar Centeno” y los mensajes en el celular del ex secretario de Obras Públicas, José López. A raíz de ello, el letrado indicó que por el “tipo de comportamiento desleal de los fiscales es que vamos a pedir la anulación parcial de la acusación”. Posteriormente, Villanueva intentó derribar la acusación de la fiscalía sobre presunto “encubrimiento” por parte de la AFIP por faltas de controles y se refirió a las acusaciones que finalizaron en sobreseimiento de los exfuncionarios del organismo durante los gobiernos de los Kirchner, Ricardo Echegaray y Pablo Toninelli. “Se trata de una sentencia que está firme y que desmiente que hubo una AFIP parasitada”, indicó el abogado defensor al mismo tiempo que recordó que, ese argumento “cuenta con un quíntuple juzgamiento”. Por otra parte, Villanueva criticó el mencionado “plan limpiemos todo” -que refería al cierre de la empresa Austral Construcciones finalizado el segundo gobierno de Cristina Fernández- al que calificó de un “nombre marketinero y mediático para intentar darle un poco de vida a una acusación derrotada” de parte de los fiscales Luciani y Mola. A su vez, insistió: “Lázaro es inocente de los cargos que se le imputan y la acusación de los fiscales es la misma por la que ya fue juzgado y sobreseído”. Se trata de la misma estrategia defensiva utilizada por la vicepresidente en la que los letrados remarcaron que están siendo juzgados doblemente por delitos en los que ya fueron sobreseídos en los tribunales de Santa Cruz.

Compartir

.