El tiempo - Tutiempo.net

Tras varios días de protestas, los alumnos del colegio Mariano Acosta, ubicado en el barrio porteño de Balvanera, levantaron la toma que habían iniciado el viernes pasado, pero al mismo tiempo definieron que van a seguir durmiendo en el establecimiento. La decisión se conoció luego de que el Gobierno de la Ciudad denunciara a los padres de los estudiantes que impulsaron la medida de fuerza en el mencionado establecimiento educativo y en otras seis escuelas. Fuentes del Ministerio de Educación porteño confirmaron que la toma del Mariano Acosta se levantó y los directivos de la institución pudieron ingresar para realizar una inspección ocular y conocer el estado de la escuela. De acuerdo a la resolución de las autoridades porteñas, los padres de todos los alumnos que participan de las tomas serán demandados por consentir que sus hijos, menores de edad, ocupen un edificio público. Además, según informaron, deberán responder por los daños que pudieran sufrir los estudiantes y los bienes escolares y además también serán demandados civilmente para transferirles el costo correspondiente al pago de los sueldos a docentes y no docentes por cada día sin clases debido a la toma de la escuela. En el caso del Mariano Acosta, que fue el primer colegio en definir la medida, ya fueron demandados 8 adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma. Acerca de las causas que llevaron a los estudiantes a tomar la escuela Mariano Acosta, la ministro de Educación de la Ciudad Soledad Acuña, lo adjudicó a una motivación política y vínculos con “legisladores” del Frente de Todos y de los “sindicatos kirchneristas”. “Están en contra de las capacitaciones docentes de los sábados”, dijo. Además, cuestionó el reclamo por las viandas que llevan adelante los estudiantes, al afirmar que “las situaciones de pobreza se trabajan estructuralmente y “no con un plato de comida en la escuela”. Los alumnos que lideran esta protesta pertenecen a “El Acostazo”, una agrupación vinculada a La Cámpora. Por eso, para la ministro Acuña, no hay dudas de la instigación política sobre los chicos. “Lo vimos la semana pasada con el instructivo para las tomas, lo vemos con las fotos que están circulando de los chicos del Centro de Estudiantes con la vicepresidente y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, lo vimos con legisladores del Frente de Todos que están recorriendo las escuelas para alimentar las tomas, lo vimos con el sindicato kirchnerista fogoneando con esos instructivos; es la política residual de un modelo que se está terminando”, aseguró Acuña.

Compartir

.